Mesas de jardín plegables

Descubre la versatilidad de las mesas de jardín plegables de JYSK. ¿Qué hay más práctico que contar con una mesa que se adapte a las necesidades que tengas para tu terraza o jardín? Ya sea para disfrutar de una comida al aire libre con amigos y familiares o para tener un lugar conveniente donde colocar tus bebidas y libros mientras tomas el sol en tu jardín, nuestras mesas de jardín plegables son la elección perfecta.

3 products
    3 products

    La versatilidad de las mesas de jardín plegables

    Cuando se trata de disfrutar de tu espacio al aire libre, la versatilidad es clave. Nuestras mesas de jardín plegables te ofrecen la flexibilidad que necesitas. ¿Estás planificando una cena al aire libre? Despliega una de nuestras mesas para dar cabida a todos tus invitados. ¿Necesitas espacio para juegos o actividades al aire libre? Estas mesas se adaptan en un abrir y cerrar de ojos. Además, su diseño en blanco y su material resistente a los rayos UV las hacen perfectas para el verano, ya que se mantienen frescas incluso en los días más soleados.

    Por qué son especiales nuestras mesas de jardín plegables 

    Nuestras mesas de jardín plegables están diseñadas pensando en tu comodidad y estilo. Estas mesas están fabricadas en acero y cuentan con un revestimiento de plástico que las protege contra los rayos UV. Esto significa que mantienen su aspecto blanco y elegante a lo largo del tiempo, por mucho que brille el sol. Además, su diseño plegable hace que sea fácil guardarlas cuando no las necesites. Puedes elegir entre varios modelos según tu espacio y estilo.

    Consejos para sacar partido a tus mesas de jardín plegables

    Mantener tus mesas de jardín plegables en perfecto estado es sencillo. Asegúrate de leer las instrucciones incluidas en el embalaje del producto para un cuidado específico. Además, aquí tienes algunos consejos básicos: si la mesa se ensucia o acumula polvo, límpiala con un paño húmedo. Evita el uso de productos químicos agresivos que puedan dañar su superficie. Al guardarla durante la temporada de invierno, puedes protegerla con una funda para garantizar su durabilidad durante muchos veranos más y así disfrutar de tu zona de exterior al máximo.