Reserva online y recoge tu pedido en tienda

Más información
Mesa de comedor y escritorio en el salón

Cómo organizar el espacio de trabajo cuando se teletrabaja

Fecha:

Categoría: Inspiración

En el último año nuestro entorno de trabajo ha cambiado mucho y las reuniones virtuales se han convertido en la nueva norma. La mayoría de nosotros ha trabajado a distancia más que nunca y nuestras cocinas y salones se han convertido en nuestra nueva oficina.

Aprende en este post cómo separar fácilmente tu espacio de trabajo de tu espacio doméstico, para que puedas ser profesional y también relajarte cuando no estés trabajando.

1. Distingue claramente el espacio de trabajo y el espacio doméstico

Tener una oficina en casa separada  es un lujo que no todos podemos tener y, por tanto, es importante establecer líneas claras entre el trabajo y el tiempo libre. Esto significa guardar el ordenador al final de la jornada laboral. No lo coloques en la mesa del comedor, sino quítalo de tu vista. Esto ayudará a que tu mente se relaje y se recargue. Además, colocar el ordenador fuera de la vista hará que tengas menos ganas de trabajar por la noche, cuando deberías relajarte. 

Una forma de hacerlo es tener una caja o cesta en la que cada tarde coloques todas tus cosas de trabajo. Puede que tardes cinco minutos más, pero tu mente te lo agradecerá a la larga.

2. Organiza tu espacio de trabajo una vez al día

¿Te parece que lleva demasiado tiempo? No tiene por qué serlo. Tener un espacio de trabajo limpio y organizado aumentará tu productividad, por lo que puede acabar ayudándote a ser más eficiente. Empieza o termina tu jornada laboral con 10 minutos de orden. Retira las tazas de café usadas, organiza los papeles del día anterior, limpia la mesa y limpia cualquier desorden que esté a la vista. 

Esto te ayudará a eliminar la procrastinación durante el día y a concentrarte en tus tareas. Las cajas y cestas son perfectas para organizar tu espacio de trabajo.

 

3. Mantén una apariencia profesional cuando trabajes desde casa

Nos hemos convertido en expertos de las reuniones online, pero esto establece algunos requisitos sobre el estado de tu casa. Las reuniones virtuales invitan a tus colegas a entrar en tu casa y, por lo tanto, es conveniente que tengas en cuenta si tú y tu hogar estáis presentables. 

Antes de una reunión virtual, es conveniente encender la cámara y ver lo que se muestra en el encuadre. Asegúrate de que es apropiado para el trabajo y de que no distrae, así que nada de ropa sucia ni armarios abiertos. Si todo falla y te quedas sin tiempo, utiliza un fondo virtual que mantenga el foco en ti y oculte el posible desorden.

Estos tres pasos contribuirán a crear un entorno de trabajo que te ayude a concentrarte durante la jornada laboral y a relajarte en tu tiempo libre. Puede que no sean ciencia espacial, pero funcionan.


¿Tienes algún consejo para organizar el espacio de trabajo en casa? Déjalos en comentarios.