ENVÍO GRATUITO EN COMPRAS ONLINE SUPERIORES A 200€ | Hasta el 08/02/2023

Lavadora, mujer acostada en la cama

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE EDREDONES Y ALMOHADAS

¿Te gusta la sensación de sábanas recién lavadas? Si es así, no deberías olvidarte de lavar el edredón y la almohada regularmente. Sólo así se garantiza un descanso reparador. Descubre con nuestros prácticos consejos cómo lavar y cuidar correctamente tus edredones.

¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBERÍA LAVAR LAS MANTAS Y LAS ALMOHADAS?

Te recomendamos que laves tus mantas y almohadas 4 veces al año. De este modo, no sólo te asegurarás de tener constantemente esa sensación de frescura y comodidad, sino que también estarás cuidando de tus edredones. Antes de lavar, comprueba la etiqueta de mantenimiento. De esta manera sabrás a qué temperatura se pueden lavar la manta y la almohada y si son aptas para la secadora.

¿PUEDO UTILIZAR CUALQUIER DETERGENTE?

El detergente normal que se utiliza para la ropa, las toallas y similares puede hacer que el relleno de los edredones se pegue y se apelmace. Para evitarlo, conviene utilizar siempre un detergente especial.

Los detergentes especiales están optimizados para las propiedades especiales de los rellenos de plumas y plumones, así como para los rellenos sintéticos.

En nuestra gama de productos encontrarás detergentes para tus edredones y almohadas con relleno natural de plumón y plumas. Por supuesto, también tenemos el detergente adecuado para almohadas y mantas con relleno de fibra sintética.

Asegúrate de elegir el detergente adecuado para tu manta o almohada. En la etiqueta de mantenimiento podrás consultar la composición del relleno.

¿PUEDO UTILIZAR SUAVIZANTE?

El suavizante también puede hacer que los rellenos de las mantas se peguen y se apelmacen. Afortunadamente, el suavizante no es necesario para el lavado de mantas y almohadas, ya que se consigue una sensación de suavidad y frescura si se lavan los edredones con frecuencia.

¿CÓMO SE SECAN LAS MANTAS Y LAS ALMOHADAS?

Es importante que el relleno de las mantas y almohadas esté completamente seco para garantizar que el relleno esté bien distribuido y evitar que se apelmace o desprenda olores.

La forma más fácil de secar mantas y almohadas es meterlas en la secadora a la temperatura recomendada. La temperatura máxima recomendada para una manta o almohada figura en la etiqueta de mantenimiento.

Descubrir más

Los 3 conjuntos de ropa de cama favoritos de nuestra Category Manager

Decora tu hogar con los colores del verano

El edredón favorito de nuestra compradora

Comprende la importancia de un sueño reparador

Encuentra tu tienda JYSK más cercana

Obtén asesoramiento y asistencia de nuestro personal y descubre nuestro amplio surtido en las tiendas.