Hombre durmiendo en cama con almohada y edredón grises

¿Qué protector de colchón y topper elegir? La guía definitiva

En JYSK, tenemos una gran selección de protectores de colchón y no importa cuál sea tu presupuesto o preferencias, podemos ayudarte a encontrar un buen protector de colchón.

En este artículo encontrarás una extensa guía sobre todo lo que necesitas saber a la hora de elegir tu nuevo sobrecolchón, desde el material hasta la calidad, el tamaño y el precio.  
Puedes utilizar el índice de abajo para ir directamente a la categoría sobre la que te gustaría saber más en esta guía de topper de colchón.

    1. ¿Qué es un topper y para qué sirve?

    Un topper es un complemento del colchón normal. Puedes utilizarlo para ajustar y mejorar el confort general de tu cama. Los toppers o protectores de colchón vienen en diferentes tamaños y precios, están hechos de diferentes materiales y tienen distintas propiedades, pero el propósito de un topper es siempre el mismo:

    Adaptar tu cama a tus necesidades actuales y, en definitiva, mejorar tu calidad de sueño.

    Tanto las camas nuevas como las viejas pueden beneficiarse de un topper. Además de mejorar el confort, un protector de colchón, como su nombre indica, también ayuda a proteger el colchón subyacente y a prolongar su vida útil.

    2. Ventajas de un topper de colchón

    • Mayor comodidad: Un sobrecolchón puede dar nueva vida a un colchón viejo que ha desarrollado hendiduras o ha perdido elasticidad. Si tienes un colchón nuevo que te parece demasiado firme o demasiado blando, puedes ajustarlo añadiéndole un sobrecolchón.
    • Mayor durabilidad: Un sobrecolchón protege el colchón subyacente de la humedad, el sudor y las manchas, y evita que se formen hendiduras. Un sobrecolchón prolongará la vida útil del colchón subyacente y, por tanto, de toda la cama. 
    • Más apoyo: Un sobrecolchón de espuma viscoelástica o látex puede proporcionarle una superficie más estable y con más apoyo para dormir. Esto puede ser beneficioso para las personas que sufren dolores lumbares o en los hombros.
    • Menos ruido y movimiento: Si te molestan los crujidos del colchón, un sobrecolchón puede amortiguarlos. También puede amortiguar los movimientos de la persona que duerme a tu lado. 
    • Una alternativa asequible a un colchón nuevo: Un sobrecolchón suele ser una solución mucho más asequible que comprar un colchón nuevo. 
    • Mayor alivio de la presión: Cuando te tumbas en un colchón, ejerces presión sobre diferentes partes de tu cuerpo dependiendo de la posición en la que duermas. Esto sucede noche tras noche. Si tu colchón no alivia la presión en las zonas donde necesitas que lo haga, puede causar dolor y un mal descanso. Un sobrecolchón puede aliviar mejor las partes del cuerpo afectadas. 
    • Ayuda durante las noches cálidas: Si sudas mucho o, en general, sientes demasiado calor cuando intentas dormirte, un colchón de látex o un sobrecolchón con gel refrigerante incorporado pueden ayudarte a solucionar el problema.

    3. Desventajas de un topper para colchón

    • Aumenta el grosor de la cama: Un sobrecolchón puede hacer que su cama sea un poco más gruesa, ya que añade una capa adicional al conjunto. Esto puede afectar al ajuste de las sábanas.
    • Olor inicial: Un sobrecolchón de espuma viscoelástica puede desprender cierto olor durante los dos primeros días tras desembalarlo. Esto puede aliviarse aireando el colchón durante unos días antes de utilizarlo. 
    • Limpieza: La mayoría de los cubrecolchones de JYSK tienen una funda con cremallera para poder lavarlos en la lavadora (compruebe siempre las instrucciones de lavado del producto). Es una buena idea colocar un cubrecolchón, que puede lavarse fácilmente a máquina, encima del sobrecolchón.

    4. ¿Qué hay que tener en cuenta al elegir un topper para el colchón?

    Lo más importante a la hora de elegir un topper de colchón es encontrar un modelo que le resulte cómodo y le proporcione el soporte ergonómico que su tipo de cuerpo necesita. Te sugerimos que visites una tienda JYSK, pruebes los distintos tipos de topper y te dejes guiar por nuestro personal cualificado, o sigue leyendo.

    5. Necesidades personales para elegir un topper

    En primer lugar, piensa en las cualidades específicas que buscas en un topper para colchón:

    • Si prefieres una sensación de suavidad y hundimiento, debes elegir un sobrecolchón de espuma con memoria, espuma de gel o espuma Comfort+.  
    • Si prefieres una superficie más firme y estable, elige un sobrecolchón de espuma de poliéter o látex.

    "Lo que constituye un buen sobrecolchón depende de cada persona y es en gran medida una cuestión de preferencias personales".
    - Peter, Category Manager de JYSK.

    6. Tipos y materiales de los cubrecolchones

    Las propiedades de un topper de colchón dependen en gran medida del material que compone su núcleo.

    Los materiales más utilizados en los topper para colchones son:

    • Espuma de poliéster, también conocida como espuma estándar
    • Espuma de memoria 
    • Látex 
    • Espuma de alta resiliencia, también conocida como espuma fría 
    • Espuma híbrida
    • Espuma de gel

    Espuma de poliéster (espuma estándar)

    • También conocida como espuma normal, espuma estándar, espuma de poliuretano o espuma de poliuretano.
    • Es una funda de colchón absorbente y, por lo general, asequible. 
    • Su función principal es proteger el colchón subyacente.

    Espuma de alta elasticidad (espuma fría)

    • Una espuma a base de aceite, que da como resultado un topper de colchón de firmeza media a firme.
    • Material que absorbe la humedad y ventila.
    • Asequible y muy duradero.
    • Proporciona un confort adicional a la configuración de tu cama.

    Espuma híbrida y espuma de gel

    • La espuma híbrida se compone de varios tipos de espuma. 
    • La espuma de gel es una espuma blanda que se adapta al contorno del cuerpo y proporciona un confort similar al de una nube. 
    • Tanto la espuma híbrida como la espuma de gel cuestan aproximadamente lo mismo que la espuma viscoelástica.

    Espuma con memoria (espuma resistente a la presión)

    • De todos los materiales para topper de colchón del mercado, la espuma viscoelástica, la espuma de gel y el látex son los que aportan más comodidad. 
    • El material se adapta a la forma de su cuerpo cuando está tumbado sobre él. 
    • Proporciona una sensación envolvente y de hundimiento. 
    • No libera tan bien el calor como otros tipos de material, por lo que un topper de colchón de espuma viscoelástica probablemente no sea la mejor opción si suele pasar calor en la cama.

    Látex (látex artificial y látex natural)

    • Mientras que el látex puede ser sintético, el látex natural es un material completamente natural fabricado a partir de la savia de los árboles del caucho.
    • Los topper de colchón suelen estar hechos de una combinación de látex natural y artificial.
    • Al ser un material hipoalergénico, se minimiza la presencia de bacterias y hongos. 
    • Libera eficazmente el exceso de calor, por lo que es una buena elección para quienes tienden a sentir calor al dormir. 
    • El látex 100% natural suele costar más que otros materiales para topper de colchón. 
    • Cuanto mayor sea el porcentaje de látex natural, más caro será el sobrecolchón.

    7. Grosor del topper del colchón

    Un topper puede tener entre 2,5 cm y unos 10 cm de grosor. La mayoría de los modelos tienen un grosor -también conocido como altura del núcleo- de entre 3 y 5 cm. Un topper más grueso influirá más en el conjunto de la cama y el descanso.

    Si sólo desea introducir pequeños cambios en el confort general de su cama, un topper fino es una buena elección. Piense en un topper de colchón fino como algo que da la sensación de una cama algo más blanda o más firme.

    Si, por el contrario, desea cambiar significativamente la sensación de su cama sin sustituir su colchón principal, un topper de colchón grueso o extra grueso es el camino a seguir. Piense en un topper de colchón más grueso como una forma de hacer que su cama sea lo más suave o firme posible. 

    8. Tamaño del topper

    El tamaño del topper debe coincidir con el del colchón subyacente. Es una cuestión de comodidad, pero también mejora el aspecto de la cama. Si tiene una cama individual, doble o extragrande, lo más probable es que necesite un topper de uno de los tamaños estándar, que puede ver en la tabla siguiente.

    Siempre es una buena idea comprobar las dimensiones de su cama para asegurarse de que no se queda con un sobrecolchón que no se ajusta a su forma de dormir.

    Tamaño del topper

    Sirve para

    80-90 x 190-200 cm

    Ver nuestra selección

    Cama individual 

    135 x 190-200 cm

    Ver nuestra selección

    Cama de matrimonio pequeña

    Cama de matrimonio 

    150 x 190-200 cm

    Ver nuestra selección

    Cama de matrimonio grande

    160-180 x 200 cm

    Ver nuestra selección

    Cama de matrimonio extra grande

    Puede ocurrir que tu cama no se ajuste a una de estas medidas estándar. Si ese es el caso, tendrás que encontrar un topper para colchón de tamaño especial o personalizado, pero por suerte hay muchos de esos disponibles en el mercado. 

    9. Firmeza del topper

    Una vez que haya reflexionado sobre sus preferencias personales, puede compararlas con nuestras recomendaciones generales sobre la firmeza o suavidad de su nuevo topper de colchón. 

    • Si tu cama es blanda y te gustaría que fuera un poco más firme, puedes elegir un sobrecolchón de espuma con memoria o de poliéter. 
    • Si tienes una cama firme que le gustaría hacer un poco más blanda, puedes elegir un colchón de látex o espuma confort+.
       

    Para asegurarte de que acabas eligiendo un topper de colchón que cumpla con tus necesidades, siempre deberías visitar una tienda JYSK y probarlo antes de tomar una decisión.

    Características de un topper firme:

    • Poca flexibilidad y elasticidad
    • Menor capacidad de adaptación a su cuerpo 
    • Ejemplo: Un topper de colchón de 5 cm de grosor hecho de espuma con memoria o espuma de poliéter (PUR)

    Características de un topper de firmeza media:

    • Flexibilidad y elasticidad medias
    • Capacidad de adaptación al cuerpo media
    • Ejemplo: Un topper de 3 cm de grosor fabricado con espuma viscoelástica o espuma de poliéter (PUR)

    Características de un topper blando: 

    • Gran flexibilidad y elasticidad
    • Mayor capacidad de adaptación al cuerpo
    • Ejemplo: Topper de colchón de espuma de gel o espuma confort+.

    10. ¿Cuál es el mejor topper para tu postura al dormir? 

    La postura en la que duermes influye a la hora de elegir un topper. Las distintas posturas tienen diferentes necesidades de confort y soporte, y algunos materiales satisfacen mejor esas necesidades que otros. El colchón subyacente es el factor más importante, pero como regla general podemos decir:

    • La mayoría de los que duermen boca arriba se sentirán más cómodos con un topper que haga la cama un poco más firme. Por ejemplo, un topper de espuma viscoelástica de 3 cm de grosor. 
    • Los que duermen de lado se sentirán más cómodos con un topper que haga la cama más blanda, como un topper de látex de 3 cm de grosor, por ejemplo. 
    • Si duerme boca abajo, es posible que necesite un topper con zonas de hombros más profundas. 

    11. ¿Por qué utilizar un topper o un protector de colchón?

    Un topper de colchón es un colchón de unos 5 cm de grosor que le permite cambiar la sensación de su cama cuando se tumba en ella. También prolonga la vida útil del colchón subyacente. Un topper puede mejorar el confort tanto de las camas nuevas como de las viejas.

    El cubrecolchón, también conocido como protector de colchón, es mucho más fino y tiene una función principalmente higiénica. Una ventaja del cubrecolchón es que es muy fácil de limpiar. En cambio, sólo unos pocos modelos de topper resisten el lavado a máquina. Además, un cubrecolchón prolonga la vida útil del colchón al absorber la humedad y la suciedad antes de que lleguen al colchón.

    Elige un topper para el colchón si:

    • Tienes un colchón que quieres ajustar un poco. Un topper puede hacer que tu colchón sea más blando o más firme, según sus preferencias. 
    • Tienes un colchón viejo que ya no es tan cómodo como antes. Un topper puede darle una nueva vida. 
    • Sufres dolores de espalda, articulaciones u otros que le impiden dormir bien. El apoyo adicional de un buen topper puede ayudarle. 
    • Quieres alargar la vida de su cama para ahorrar dinero a largo plazo.

    Elige un protector de colchón si:

    • Quieres una solución asequible que no cambie significativamente el tacto de tu cama.
    •  Necesitas prolongar la vida útil de su colchón protegiéndolo de la humedad, el sudor y la suciedad. 
    • Quieres que sea más fácil mantener limpio tu entorno de descanso. A diferencia de la mayoría de los topper, los cubrecolchones se pueden lavar en la lavadora. 
    • Te molestan los ruidos de tu colchón cuando te mueves sobre él. Un cubrecolchón es una solución asequible y eficaz para reducir los molestos ruidos del colchón.

    Elige un topper y un protector de colchón si:

    • Quieres proteger tanto tu colchón como tu topper de la humedad, el sudor y la suciedad. 
    • Quieres prolongar la vida útil del topper y del colchón subyacente. 
    • Deseas un entorno de descanso higiénico y fácil de limpiar. Con un cubrecolchón encima de su sobrecolchón, no tendrá que lavar el sobrecolchón ni el colchón con tanta frecuencia.

    12. Durabilidad y garantía

    Te recomendamos que evalúes la comodidad de tu cama al cabo de 5-10 años. Esto se debe principalmente a que nuestros cuerpos suelen sufrir cambios físicos en el transcurso de 10 años. Si su peso ha cambiado desde que compró su cama, puede afectar a si el sobrecolchón le sigue proporcionando el soporte y el confort adecuados.

    " Evalúa la comodidad de tu cama al cabo de cinco o diez años. ¿Te duele cuando duermes? Si es así, es señal de que te vendría bien un topper para el colchón. Si necesitas hacer cambios importantes en el nivel de confort, por ejemplo, si quieres una cama mucho más blanda, probablemente necesites un colchón nuevo en lugar de un topper". 
    - Peter, Category Manager de JYSK.

    Durabilidad

    La durabilidad de un topper viene determinada por su material y su densidad, que se mide en kg/m3. Cuanto mayor sea la densidad, mejor absorberá el sobrecolchón la presión a la que se vea sometido a lo largo de su vida útil.

    La mayoría de la gente no notará la diferencia entre un topper de alta densidad y uno de densidad normal. A la mayoría nos basta con un topper que cumpla los requisitos mínimos de densidad:

    • 65 kg/m3 para colchones de látex
    • 30 kg/m³ para colchones de espuma viscoelástica
    • 25 kg/m³ para colchones de espuma de poliéter

    Top 5: Materiales más duraderos

    La durabilidad de un topper también depende de su material. Los materiales más caros, como la espuma viscoelástica y el látex, duran más, mientras que los topper de materiales más asequibles, como la espuma de poliéter, son menos duraderos:

    1. Látex 
    2. Espuma con memoria
    3. Espuma híbrida y de gel 
    4. Espuma de alta resiliencia (también llamada espuma fría)
    5. Espuma de poliéster (también llamada espuma estándar)

    13. Limpieza y alergias

    Lo ideal es un entorno de descanso fácil de limpiar. En lo que respecta a la limpieza, un cubrecolchón siempre será la mejor opción. Esto se debe a que se puede lavar a máquina, por lo que es mucho más fácil de limpiar que un topper de colchón.

    Por este motivo, siempre se recomienda cubrir el topper o el colchón normal con un cubrecolchón.

    Algunos topper tienen una funda extraíble que se puede quitar para limpiarlos. Estos modelos suelen ser un poco más caros, pero son especialmente adecuados para las personas alérgicas a los ácaros del polvo.

    ¿Existe un topper especial para alergias?

    Si deseas comprar un topper de colchón que sea bueno para los alérgicos, es una buena idea elegir uno de látex. El látex es un material natural de alta densidad que dificulta la supervivencia de los ácaros del polvo. Pero incluso con un colchón de látex, no hay garantía de que su entorno de descanso esté completamente libre de ácaros.

    El método más eficaz para mantener a raya las alergias a los ácaros del polvo es disponer de un cubrecolchón y un topper con una funda extraíble que soporte lavados frecuentes a 60 °C.

    14. Los mejores topper y protectores de colchón

    Si buscas un topper o un cubrecolchón, seguramente habrás descubierto que hay muchos modelos entre los que elegir. En JYSK, siempre estamos dispuestos a asesorarte en tu compra para que puedas elegir un modelo que se adapte a tus necesidades, posición para dormir y presupuesto.

    Hemos seleccionado varios modelos de topper y cubrecolchones que se adaptan perfectamente a colchones de diferentes precios y necesidades.

    También puede leer nuestras otras guías con consejos inspiradores que le ayudarán a crear el mejor entorno posible para dormir. JYSK ofrece un gran surtido de topper y cubrecolchones para diferentes necesidades y presupuestos.

    Si decides que ha llegado el momento de comprar un colchón nuevo, en lugar de un topper o un cubrecolchón, lee nuestra extensa guía sobre colchones [enlace a: ¿Cuál es el mejor colchón para ti? La guía definitiva].

    Descubrir más

    Los 3 conjuntos de ropa de cama favoritos de nuestra Category Manager

    Guía de las sábanas

    Consejos para un sueño reparador en noches calurosas

    Elegir el espejo perfecto para tu hogar